miércoles, 7 de octubre de 2009

Escuchando a David López

Sus enseñanzas son como bombas en el cerebro, rompen mis conceptos más arraigados.

*
Si tratara de coger sus enseñanzas con los brazos sé que me los rompería. Es como querer coger el Pacífico entre los brazos.

*
Para que alguien ame es preciso antes enseñarle la belleza.

*
La verdad se explica en movimiento, si cojo una mariposa y la pincho en un corcho, ¿sería eso una mariposa? No, sería una mariposa muerta.

*
¿Por qué Dios va a ser siempre el mismo sin cambiar?

*
La lógica, el dar para todo una razón, empequeñece el infierno de cada uno, cuando en realidad es un abismo insondable.

*
Para ser verdad, hay que bailar en ambos mundos (el de la luz y el de la oscuridad). No puedes explicar algo si no has estado allí. Por ejemplo, una monja debería saber lo que es un coito. Al fin y al cabo, el individuo es un cliente que busca un camarero que le sirva, ya sea la luz o la oscuridad, ambos mundos son poderosos. Sírvete, aunque sin cruzar ciertos límites, sobre todo en la oscuridad, como es el límite del respeto a la vida.

*
Por las grietas entra la luz. El sufrimiento es un camino hacia la gracia. Siempre que se sufra con coraje.

*
Vacíate de todo. Deja que tu auténtico yo entre en ti como si fueras un guante. Si te liberas de todo, a tu yo no le quedará otro remedio que ser él mismo. Sé el lugar para que actúes tú mismo, sobre tus vísceras.

*
Para definirte, crea nuevas palabras, porque si no, nos vendrán a la cabeza las definiciones históricas de esas palabras y estaremos condicionados por ellas. Así sucede, por ejemplo, con patriota, burgués, facha, comunista, capitalista,…

*
"Creer es crear” (Unamuno)

*
Amor = Identidad. Uno puede extender su identidad a sus hijos, sus amigos, su equipo de fútbol, su ciudad,… (Pero trata de que ello no signifique excluir).

*
Los tímidos no son generosos.

*
La cara, la máscara, es nuestro contacto con la sociedad.

*
La mayor esclavitud del hombre está localizada en los genitales.

*
Sacraliza tu rutina.

*
Héroe: El que no necesita imponerse.

*
ONG’s: Ejércitos de ángeles, que te curan pero que no te comen la cabeza con ninguna doctrina.

*
La Historia de la Humanidad es una historia de macarras. Sólo habla de gente como Napoleón o Julio César, quienes lo único que hicieron fue matar e invadir.

*
Querer conocer el secreto de la vida es como querer fregar un millón de platos en un día.

---------------------------------------------------

Nota aclaratoria: No son citas textuales, salvo que estuvieran entrecomilladas, son apuntes míos tomados al escucharle. Digo esto porque las expresiones originales pueden distar de lo que habéis leído, simplemente por el hecho de que al pasar las palabras por el tamiz de mi pensamiento se me hace inevitable, lo quiera o no, adaptarlas a la estructura mental que me sostiene y que sostengo sosteniéndome.

Concretamente, David López me ha transmitido que añada las siguientes observaciones: La cita sobre los genitales no es suya, sino que se refiere seguramente a una explicación de la metafísica de Schopenhauer. Además, no reconoce como suyo el párrafo que comienza con “Para ser verdad…”. Por último, acerca de la sentencia sobre las ONG’s, me dice textualmente que eso es lo que deberían ser, ángeles silenciosos que ayuden sin más, sin aprovechar la miseria de los seres humanos para instalar en sus cerebros un logos concreto.

12 comentarios:

Ricardo Guadalupe dijo...

David López da charlas magistrales sobre filosofía todos los lunes a las siete de la tarde en la séptima planta de El Corte Inglés de C/ Serrano, 52, Madrid, en la sala de Ámbito Cultural. Si pinchas en la imagen del post, que es una foto de él, aparecerá la web que ha creado y donde generosamente está compartiendo vía Internet las enseñanzas que prepara para esas charlas.

Estos son algunos de los apuntes que he tomado escuchándole. Lo que no me es posible transcribir es la energía y pasión con que transmite esas palabras. Le considero uno de mis maestros.

Poli dijo...

Gracias!!
Me voy a leer a tu maestro, a aprender un poco.

Te dejo un beso grande.

Alejandro Kreiner dijo...

Me quedo con la última frase. No es fácil descubrir secretos.

Saludos.

Beatriz dijo...

¡Cuánta falta me hacen sus palabras!. Y más aún su energía. De momento he leído tus apuntes que ya dicen mucho para aprender de ellos. Sabias reflexiones

Un gran abrazo.

Lala dijo...

Los egocéntricos son inhumanos, pues no es humano vivir o querer vivir prescindiendo de la vida de los otros.

Y bueno, me ha llamado la atención la frase que habla de la falta de generosidad de los tímidos porque la he asociado a mi última entrada.
Todas las frases tienen su sabiduría. Me gustan.


Un beso


Lala

Luzdeana dijo...

Claro que el amor y la belleza andan juntos. A veces se mezclan bastante, y entonces tocamos el cielo. Sin olvidar que la belleza es un concepto subjetivo.
Lo de Dios... está bueno, pero este espacio es demasiado breve para comentar el tema.
La luz que elegí para mi nick está permanentemente acompañada de mis oscuridades, para darle sentido.
Creer que podemos cambiar creando... en eso estamos, no?
En fin... odio lavar platos. Además, espero que la vida nunca me revele totalmente sus secretos... no quiero verme sin nada que descubrir en este mundo.
Gracias Ricardo por invitarnos a vivir con vos estas experiencias con tu maestro. Sos muy generoso.
Un abrazo.

Susy dijo...

No sé que decir, Ricardo, de ese tipo de filosofías no soy muy amiga pues, a mi entender y conociéndolas (todo tiene su momento dependiendo de la necesidad), de elegir, me quedaría con el cristianismo que viene a decir lo mismo con otras palabras.
Yo, descreída, me escoro por la enseñanza clásica presocrática en la que, entre otras cosas, como principio fundamental, la bondad, la verdad y la belleza son una sola cosa y la persona que no las reune o se las trabaja, anda perdido.
Espero no te lo tomes a mal y agradezco tu información.

Un beso cariñoso.

lopillas dijo...

Siempre me sorprendes, Ricardo. Disfruto mucho con tu blog.

Mirando la preparación de la charla de David López para este lunes leo: "Creo, honestamente, que nuestro yo profundo fabrica nuestra realidad. Y creo también que podemos reconfigurar radicalmente lo que se nos presenta como mundo en este nivel de conciencia"
Me vinieron enseguida a la cabeza Carlos Castaneda y Jodorowsky. Curioso.

Ricardo Guadalupe dijo...

Recuerdo que en una de las charlas David López nos desafió a los asistentes a que impidiéramos que un lápiz que iba a ser soltado cayera al suelo. Pero no sujetándolo, al menos no físicamente, sino reteniendo de alguna manera ese lápiz con la mente, creyendo de veras en nuestra capacidad para recodificar las normas que rigen nuestro entorno, retando a la mismísima ley de la gravedad. El lápiz cayó, pero lo que no decayó de ningún modo fue mi admiración por esta persona que nos infundía con pasión conocimiento y fe en nuestras posibilidades para crear otros mundos posibles.

Estos son algunos de los apuntes que tomé durante el tiempo que acudí a las charlas semanales en las que David López hace un recorrido magistral por la historia de la filosofía a través de sus principales exponentes, como Wittgenstein, Schopenhauer, Simone Weil o el maestro Eckhart, mostrando al mismo tiempo el hilo conductor que une a todos ellos, es decir, cómo de un modo u otro se apoyan unas teorías en otras y configuran el entramado del pensamiento universal desde prácticamente sus orígenes.

Ricardo Guadalupe dijo...

Dicho así puede sonar apasionante o muy denso, pero esta segunda premisa quedaba absolutamente descartada gracias al acierto con que David López lo transmitía. Y son varias las claves de su maestría como comunicador, una de ellas es que nos presentaba a esos filósofos como teóricos pero sobre todo como seres humanos, a los que describía tanto en cuanto a sus rasgos físicos como a sus influencias o a las circunstancias personales que les llevaron a posicionarse en tal o cual sentido. Otra de las claves era sin duda el lenguaje que empleaba o emplea, no en vano el lenguaje es el campo en el que más está profundizando actualmente la filosofía, y es que el uso de palabras y expresiones renovadoras, tal como hacía David López, despierta la psique del individuo de una forma que ya no consigue el vocabulario manido y convencional. Si a eso añadimos la energía y el convencimiento y la autenticidad con la que alza su voz ante decenas de personas, entonces, podrás estar de acuerdo o no con lo que dice, pero desde luego es imposible quedarse indiferente.

Ricardo Guadalupe dijo...

De hecho, yo mismo no comulgo con el concepto global que construían sus teorías propias, aquellas que generosamente compartía con nosotros en el transcurso de cada charla magistral, he de reconocer que así es. Pero seguramente era eso precisamente lo que me obligaba a buscar e indagar acerca de mis propias convicciones. Por tanto, de inspiradoras y de disparadores he de calificar sus enseñanzas. Y de extraordinariamente turbadoras y representativas las imágenes que lanzaba a nuestros cerebros a lo largo de sus disertaciones orales y que penetraban irremisiblemente como auténticas bombas reveladoras. Le considero uno de mis maestros.

Gracias como siempre a vosotros por estar ahí, os siento muy cerquita. Y gracias también a lopillas por el soplo referente a Carlos Castaneda, reconozco que no le conocía y ya lo poco que acabo de encontrar sobre él me ha resultado interesante.

Un abrazo

Andrea Vinci dijo...

Hay una de las frases de tu maestro con la que NO estoy de acuerdo:
los tímidos no son generosos

Mi padre era una de los tímidos más patológicos que conocí y también una de las personas más generosas. Si al final lo que hacía era sólo para que lo quisieran... acaso no es el móvil por excelencia de todas las vidas???
Bss. desde México