lunes, 14 de marzo de 2011

Entrevistado en Diario Sur

Publicado en Diario Sur, el 24/02/11.

Ricardo Guadalupe, escritor: «Los recursos del lenguaje a menudo se utilizan para manipular al otro»

El autor defiende que toda palabra, y con más motivo si es hermosa, necesita su sitio para facilitar la comunicación


MARBELLA. Llevaba trabajando nueve años como funcionario de la Comunidad de Madrid, cuando decidió cogerse una excedencia para dar rienda suelta a su vena de escritor. Ricardo Guadalupe (Madrid, 1974) acaba de publicar su primer libro 'Palabras literarias'. Un texto que presenta esta noche en Marbella y que desvelará al lector multitud de curiosidades y anécdotas sobre el empleo de los recursos literarios. Un campo que da para mucho, también para arrancar alguna que otra sonrisa. Guadalupe lo ha demostrado.

-¿Qué se va a encontrar el lector en 'Palabras literarias'?

-Se trata de un libro de recursos literarios y técnicas de escritura. Pero no empleo únicamente ejemplos de escritores sino también ejemplos coloquiales del día a día, puesto que a menudo los utilizamos sin saberlo, tanto para relacionarnos con el otro, como para convencer, pedir un aumento de sueldo, enamorar,...

-¿Cuáles son esos recursos que utilizamos tanto?

-La lítotes, por ejemplo, que denomina a los rodeos con que nos andamos en ocasiones para no llamar a las cosas por su nombre sino darlas a entender de forma indirecta. Este recurso nos lo hemos podido encontrar en alguna tienda: «El precio es ligeramente elevado», nos dicen, «más bien alto». Las palabras ligeramente y más bien nos preparan para lo carísimo del producto, ¿verdad?

- ¿Tiene el texto un fin didáctico?

-La editorial que lo ha publicado, Octaedro, está especializada en libros sobre educación. Así que sí, tiene un fin didáctico. Lo que me propuse con 'Palabras literarias' es que aprendamos a manejar mejor los recursos del lenguaje. Y también a reconocerlos, porque a menudo se utilizan para intentar manipular al otro, y eso es importante detectarlo. Se lo digo yo, que he trabajado en política.

-La idea del libro se cuece en un estudio de radio ¿cómo fue este proceso?

-Fue en el programa 'El Planeta de los Libros', de la Radio del Círculo de Bellas Artes de Madrid, donde estuve colaborando semanalmente durante un año y para el que preparé los contenidos que están recogidos en él. Allí los decía a viva voz, luego quise que estuvieran también disponibles en papel, en formato libro.

-¿Cómo llega usted, un funcionario de la Comunidad de Madrid, a colaborar en el programa?

-Tuve la suerte de ganar un concurso literario de la radio y eso fue lo que me llevó a colaborar después en dicho programa con la sección 'Las palabras'. Un relato que era en realidad un microrrelato, tenía tan solo 300 palabras, fue el que unos años más tarde dio como resultado este libro.

-¿Cómo se estructura la obra?

-Los recursos están ordenados alfabéticamente, lo que ayuda a localizarlos. Y están acompañados por un subtítulo que nombra los efectos que causan en las palabras, no en nosotros, en las palabras. Porque esos recursos consiguen que haya palabras que, haber cómo les suena esto, que rían, que tengan música, palabras que estén aunque no lo parezca, que inspiren, que sean capicúas, y, bueno, así un largo etcétera.

-Cuénteme alguna de las curiosidades que recoge

-Al hablar del lipograma cuento el caso de una novela que no contiene en ninguna de sus más de trescientas páginas ni una sola 'e'. Se titula 'La disparition' ('La desaparición'), como desaparecida está la letra 'e'. Un lipograma es un texto en el que falta alguna letra del alfabeto. Esto no tendría nada de original de no ser porque un lipograma lo que es en realidad es un juego de palabras, ya que esas letras se omiten adrede, y cuanto más comunes sean, como en español sería el caso de las vocales 'a' o 'e', pues tanto mejor. Más dificultad tendrá el juego y más mérito también. Y aún hay casos más curiosos, el británico Giles Brandreth llegó a escribir una versión de 'Hamlet' sin la letra 'i'. De manera que el famoso 'that's the question' que sigue a 'to be or not to be' lo sustituyó por 'that's the query' (un query en base de datos es una búsqueda)

-¿El uso excesivo de recursos puede hacer pedante un texto?

-Le voy a contestar con una cita que incluí al principio del libro porque resume en gran parte su espíritu. Es de Joubert y dice: 'Antes de emplear una palabra hermosa, hazle un sitio'. Y así es ¿no?, toda palabra, y con más motivo si es hermosa, necesita de su contexto, de su sitio. De esa forma daremos más sentido a esa palabra, cuidaremos más la comunicación, facilitaremos que el otro reciba la belleza de esa palabra y de paso evitaremos resultar repipis.

NIEVES CASTRO

4 comentarios:

VeroniKa dijo...

recursos para enamorar?
palabras hermosas que hay que darle sitio.
"ligeramente divino"
repipis?

jijijiji.

Ella dijo...

Me ha encantado leer la entrevista. Espero que la presentación a la que no pude asistir, haya sido un éxito. No pude encontrar canguro :( Cuídate.

techocolatecafe dijo...

Casi siempre huyo espantada de los repipis. Además, hacía mucho que no escuchaba esta palabra...ja ja
A mi me gustan las palabras porque sí, por ejemplo, me encanta "alfeizar", y a mi hija le hace reir mucho "chabacana"
Un beso

Ricardo Guadalupe dijo...

techocolatecafe, es genial lo que cuentas, yo casi todos los días me fijo en una palabra en particular, hoy, por ejemplo, me ha dado por la palabra "escampado". Así se ha quedado después de la cremá el terreno que ocupaban las fallas.

Ella, no te preocupes, nos vemos en otro sarao.

Veronika,jajajaja

Un abrazo triple