lunes, 9 de mayo de 2011

Entrevistado por Ginés Vera

Publicado el 28/04/11 en el blog de Ginés Vera: http://ginesvera.blogspot.com/

Ginés Vera: Un buen día decides dejar tu trabajo, coger una excedencia, y lanzarte a la aventura literaria. ¿Qué te llevó a esta decisión y qué has vivido literariamente desde entonces?

Ricardo Guadalupe: Buscaba realizarme a través de la literatura, dar uso de cincel al bolígrafo, para quitarme capas y que saliera mi verdad. Lo que desde entonces he vivido, desde hace año y pico, ha sido la publicación de un libro (sabe a gloria ser autor, ser padre de algo), impartir el taller de escritura creativa Las palabras del escritor, colaborar en la revista cultural Terral y publicar el ensayo De la oscuridad a la luz a través de la escritura en una colección especializada.

G.V.: Palabras literarias es tu primer libro, que va más allá de lo que el título sugiere. Cuéntanos ¿qué es Palabras Literarias?

R.G.: Palabras literarias es un libro que tiene como objetivo ser práctico y útil para aquellas personas que quieran mejorar la comunicación con los demás, ya sea de forma escrita u oral. Por ello incluye tanto ejemplos literarios como coloquiales y propuestas para practicar las diferentes técnicas. Hay una cita de Joubert que resume bastante bien el espíritu del libro, dice así: “Antes de emplear una palabra hermosa, hazle un sitio”.

G.V.: He leído en tu blog una entrada sobre el guatemalteco Monterroso y su microrrelato El dinosaurio. ¿Qué opinas del subgénero del microrrelato y el microrrelato El dinosaurio en particular?

R.G.: El microrrelato es breve pero intenso, va al meollo del asunto y deja las interpretaciones de la historia para el lector, así que hace pensar, como debe ser. Otra ventaja es que se adapta perfectamente a los nuevos formatos tecnológicos, como Twitter o los sms’s, y a la velocidad de nuestros tiempos. En cuanto al microrrelato de Monterroso, me resulta formidablemente sugerente, muy estimulante para la imaginación, y no es fácil serlo con tan pocas palabras.

G.V.: También he visto que has llevado tus Palabras literarias por numerosos rincones de nuestra geografía. En cierto sentido me he visto identificado. ¿Es el recurso necesario para darse a conocer cuando se es un escritor novel sin apoyos de las editoriales?

R.G.: Si algo he aprendido es que un libro no se acaba con el punto final. Luego viene la búsqueda de apoyos que faciliten su publicación y sobre todo encontrar una editorial que apueste por el libro y su autor. Me siento muy afortunado de que una editorial como Octaedro apostara por mí. A partir de ahí aproveché todas las oportunidades que tenía a mano para presentar el libro y para darlo a conocer en los medios. En total han sido 17 presentaciones en 10 ciudades distintas.

G.V.: Hay un proyecto que me pareció interesantísimo cuando lo vi en la red. El proyecto Personas-libro, cuéntanos de qué se trata.

R.G.: En el mundo que describe Ray Bradbury en “Fahrenheit 451” no hay libros. Están prohibidos y la obligación de los bomberos es quemarlos. Sin embargo hay personas que se resisten y lo hacen aprendiéndose cada una de ellas un libro. Poco a poco organizan un plan llegando a ser miles las personas que llevan un libro en su mente. Basada en este libro, la organización “Personas-libro” anima a que cada persona memorice un texto literario, de la extensión que sea y del libro que libremente elija, y a que lo comparta con los demás narrándolo en público. Fortaleciendo así el vínculo de la palabra.

G.V.: Si estamos interesados en participar en este proyecto Personas-libro ¿a dónde podemos dirigirnos?

R.G.: Nos reunimos periódicamente con el objetivo de ensayar, darnos a conocer textos literarios y organizar actividades. En cada ciudad hay un coordinador. En Valencia, donde vivo actualmente, lo soy yo. Quien quiera informarse acerca de los próximos encuentros, ya sea en Valencia o en otra ciudad, puede escribirme al email ricardo.guadalupe.madrid@gmail.com.

G.V.: Cada escritor tiene sus motivaciones a la hora de escribir y de publicar, ¿cuál crees que es el mayor pecado literario del escritor novel?

R.G.: Querer contarlo todo en el primer libro. Lo cual convierte a menudo el proyecto en inabarcable, en inacabable. Otro pecado sería la falta de confianza y dejarse arrastrar por opiniones externas que le llevasen a escribir no a su gusto sino al gusto de otros.

G.V.: Partiendo de la novela Farhenheit 451 si tuvieras la oportunidad de salvar sólo a cinco libros de la quema de todos los libros de la humanidad, ¿cuáles serían?

R.G.: “Viaje al fin de la noche”, de Louis-Ferdinand Céline, “En el camino”, de Jack Kerouac, “El gran Gatsby”, de F. Scott Fitzgerald, “El guardián entre el centeno”, de J. D. Salinger y “El jardín de los Finzi-Contini”, de Giorgio Bassani.

G.V.: Dime qué piensas de la famosa cita de Heinrich Heine: “Allí donde se queman los libros, se acaba por quemar a los hombres".

R.G.: En mi opinión la literatura es la máxima expresión de libertad. En mi día a día vivo condicionado por numerosos factores, pero cuando escribo literatura cuento lo que me viene en gana y doy rienda suelta a mis emociones. Cuando prohíben los libros, cuando los queman, están tratando de cortar las alas a nuestro espíritu. Y si una persona no tiene espíritu con el que volar, con el que soñar, deja de ser persona.



4 comentarios:

VeroniKa dijo...

qué bonito!...

como siempre.

besos

El Drac dijo...

Ricardo, amigo!! qué buena entrevista y confirma lo que ya se dejaba entrever en las entradas de tu blog: que eres una persona muy culta. No me había dado cuenta que los escritores noveles querían contarlo todo en el primer libro. Buen dato y otra cosa que me servirá indudablemente es el presentarlo y llevarlo (tu libro) a todos los rincones que te sea posibe. Como siempre aprendo mucho de ti mi querido amigo y de tu gran generosidad. Un fortísimo abrazo y que Dios te lleve donde quieres.

ginesvera dijo...

Apenas unas líneas para saludar a Ricardo y agradecerle la amabilidad con sus respuesstas a la entrevista. Desde aquí mucho éxito y muchas muchas letras.
Enhorabuena.

Ricardo Guadalupe dijo...

Gracias por vuestros comentarios y especialmente a Ginés por interesarse por el colectivo Personas-Libro y hacerme la entrevista.