martes, 16 de diciembre de 2008

Vinicius de Moraes (Brasil) / Ausencia

"Dejaré que muera en mí el deseo
de amar tus ojos dulces,
porque nada te podré dar sino la pena
de verme eternamente exhausto.
No obstante, tu presencia es algo
como la luz y la vida.
Siento que en mi gesto está tu gesto
y en mi voz tu voz.
No quiero tenerte porque en mi ser
todo estará terminado.
Sólo quiero que surjas en mí
como la fe en los desesperados,
para que yo pueda llevar una gota de rocío
en esta tierra maldita
que se quedó en mi carne
como un estigma del pasado.
Me quedaré... tu te irás,
apoyarás tu rostro en otro rostro,
tus dedos enlazarán otros dedos
y te desplegarás en la madrugada,
pero no sabrás que fui yo quien te logró,
porque yo fui el amigo más íntimo de la noche,
porque apoyé mi rostro en el rostro de la noche
y escuché tus palabras amorosas,
porque mis dedos enlazaron los dedos
en la niebla suspendidos en el espacio
y acerqué a mí la misteriosa esencia
de tu abandono desordenado.
Me quedaré solo como los veleros
en los puertos silenciosos.
Pero te poseeré más que nadie
porque podré irme
y todos los lamentos del mar,
del viento, del cielo, de las aves,
de las estrellas, serán tu voz presente,
tu voz ausente, tu voz sosegada."

7 comentarios:

Ricardo Guadalupe dijo...

Sé que la literatura brasileña no es hispanoamericana, pero no me he podido resistir, por cercanía, y también por simpatía, a incluirla en esta selección de textos. Y con más motivo existiendo autores brasileños como Vinicius de Moraes, artista polifacético al que debemos, por ejemplo, la obra de teatro en que se basó la película “Orfeo negro”, una de las que más me impactó de adolescente.

En este poema habla de la renuncia al amor, de cuando éste es desmedido y sientes que te sobrepasa, que no estás a la altura de las exigencias que te marcas cuando estás locamente enamorado. Esto puede ocurrir, por cobardía, por prudencia, por inseguridad, por desconfianza, por miedo al dolor, o por todas estas razones juntas. Y entonces uno prefiere quedarse “como los veleros en los puertos silenciosos”. Lo que ocurre es que por mucho que trates de renunciar al amor, éste se queda en ti, como se queda en el otro, y lo llevas contigo en la terrible compañía de la ausencia.

Inga Luv dijo...

Muy lúcido el texto de Vinicius (por cierto, qué contradictorio el trasfondo habiendo vivido tantos momentos de amor y pasión con sus canciones) muy lúcido, decía, porque en ocasiones lo más sensato sería dejar que muera el deseo. No dejarse la piel en la entrega, no llegar a sufrir, a padecer por celos, por pasados, por temor a pérdidas, a renuncias, a sacrificios, a no recibir lo ansiado... Pero ¿vale la pena la renuncia y no llegar a saborerar el lado amable, el positivo, el empuje, la fuerza, el brillo en los ojos, la ilusión?
No sé, no puedo contestar, me aterra la idea de quedarme sola como un velero en un puerto silencioso, aun a sabiendas de que después del regocijo y la fascinación, hay tantas probabilidads de que llegue la desesperanza.

Pero para no dar una imagen triste en este día en el que por fin sale el sol, me quedo con una estrofa de una de esas canciones que tantas veces me acompañaron:

"É melhor ser alegre que ser triste
Alegria é a melhor coisa que existe
É assim como a luz no coração
Porque o samba nasceu lá na Bahia
E se hoje ele é branco na poesia
Ele é negro demais no coração"

Bon dia! Molts petons!

semifusa dijo...

Has hecho muy bien en no resistirte a incluir a Vinicius de Moraes.
¿Quién no se ha reconocido nunca en sus versos?
Soy una romántica empedernida y no creo que podamos realmente renunciar al amor. Antes el amor ha de renunciar a nosotros para que sea posible ese estado de "velero amarrado a un imaginario puerto silencioso".

Me encanta de Vinicius su Poema al amigo.
Se busca un amigo.
No importa que sea hombre o mujer, basta que sea humano, basta que tenga sentimientos, basta que tenga corazón.
Se necesita que sepa hablar y callar, y sobre todo que sepa escuchar.
Tiene que disfrutar de la poesía, de la madrugada, de los pájaros, del sol, de la luna, del canto, de los vientos y de las canciones de la brisa.
Debe tener amor, un gran amor por alguien, o sentir entonces la falta de ese amor...
.

¡No sigo, que me embalo! Yo tampoco he podido resistirme. :)

Besotes, Ricardo.

;-) dijo...

Apreciado Ricardo: Hace un par de días colgue en el Blog de Marcos (www.markosmartin.blogspot.com) un verso de mi admirado Pepe Hierro. Acéptale como regalo Navideño, roza, en parte, esa plenitud del Todo (amor, vida, alegría) y la sombría Nada (desamor, muerte, tristeza, soledad) Espero que guste.

VIDA (José Hierro)

Después de todo, todo ha sido nada,
a pesar de que un día lo fue todo.
Después de nada, o después de todo
supe que todo no era más que nada.

Grito «¡Todo!», y el eco dice «¡Nada!»
Grito «¡Nada!», y el eco dice «¡Todo!»
Ahora sé que la nada lo era todo.
y todo era ceniza de la nada.

No queda nada de lo que fue nada.
(Era ilusión lo que creía todo
y que, en definitiva, era la nada.)

Qué más da que la nada fuera nada
si más nada será, después de todo,
después de tanto todo para nada.

Félix 451

Ricardo Guadalupe dijo...

Muchas gracias por vuestros regalos navideños. La alegría de Vinicius, la poesía de Pepe Hierro, y el poema al amigo, también de Vinicius. Este último está tan bien escrito que por un momento pensé en hacer copias y ponerlo de anuncio, pero al tiempo me di cuenta que con amigos como vosotros no me hace falta ;-)
Un abrazo

AkiraBlog dijo...

Pues sea de donde sea, este poema, es genial, aunque hable de la soledad de ese alguien abandonado como una velero en un puerto. Precioso y triste a la vez. Romántico y odioso, también. Quizá, la cobardía que llevamos muchos de afrontar amores ajenos o inesperados, nos hace renunciar a lo que remeda al Amor. Y qué preferimos, pues lo más simple, La Soledad o el abandono.

ANA HIMES dijo...

Me ha encantado esta frase: "Sólo quiero que surjas en mí
como la fe en los desesperados".
De hecho acabo de apuntármela en la agenda del 2009, para poder releerla más y más veces!!

Un besito Ricardo!

PD: siento haber estado desaparecidas estas últimas semanas pero ya he vuelto con nueva entrega ;-)