miércoles, 21 de abril de 2010

Mi Diccionario (Amoroso - Amoroso)

AMOROSO (continuación)
....
El sol entra por la ventana del autobús y refleja la boca de mi desconocida acompañante en mi libro. Estoy “leyendo su boca.

*
Al día siguiente ella está en el asiento de delante en el autobús. Coloco la mano en su respaldo, esperando rozar su pelo si echa ligeramente la cabeza hacia atrás.

*
Sus orejas son flores con las que se recoge el pelo.

*
Ante la visión de su belleza no me quedaban sino ganas de reverenciarla inclinando la cabeza una y otra vez hasta acabar con la cabeza caída por los suelos, a sus pies.

*
Te acercas y me siento como un charco, exactamente como un charco de agua sucia acumulada en el suelo. Sólo que cuanto más cerca estás más trato de sosegarme y aceptarme tal como soy, con toda mi inmundicia, para que cuando llegues a mí no me pises y pases por encima, sino que te pares y mires en el charco que soy, para que mirándome puedas verte a ti misma, y cuidarme, y dejar que te cuide.

*
Nos vemos como a través de un catalejo. Yo te miro por el ojo en que apareces grande, llenándolo todo. Tú me miras por el otro lado del catalejo, en el que aparezco pequeño, un punto perdido entre todo lo demás.

*
Tengo que darte señales de mi amor, para que lo veas. Dibujártelo, trazar líneas de 800 kilómetros cuadrados, como las de Nazca, en Perú.

*
Mira, cuando me tiro a la piscina sé que un agua tan cristalina puede contener cristales rotos con los que cortarme, pero, ¡qué demonios!, ¡quiero bañarme contigo!, aunque pueda cortarme. ¡Merece la pena el baño!

*
Quiero regalarte un collar de palabras de amor.

*
Al mirarla tan de cerca, la imagen de ella, de su cuerpo, se fundió sobre él como la cera.

*
Me siento un carillón. Latido tras latido mi corazón está a punto de salirse por mi boca con las palabras “te quiero”.

*
Se declaró con una voz que no sonaba como la habitual, no parecía suya, y en cambio seguramente era más suya de lo que podía haber sonado nunca.

*
Yo le cojo la mano, ella me coge el corazón. Es el sol que lo calienta.

*
Respiramos el mismo aire. Era un aire de amor. Me habría gustado abrazar el mundo.
....

© Ricardo Guadalupe

7 comentarios:

mi nombre es alma dijo...

Te regalo un reloj de versos en cuyas manecillas las palabras juegan a formar poemas y a veces aciertan.

Un abrazo

Luzdeana dijo...

Charco, collar, catalejo; diseños de ochocientos kilómetros cuadrados.
Me gusta cada vez más este diccionario, que a fuerza de tanta poesía se ha vuelto un diccionario enamorado.
Bellísimo, Ricardo.
Un abrazo fuerte.

Lala dijo...

Desde luego, es un placer pasear por aquí.
No sé elegir entre tanta palabra amorosa...
Quizás piense en un collar hecho con palabras de amor.
:D



Un besito


Lala

techocolatecafe dijo...

Qué bonito...merece la pena tirarse a la piscina cristalina. Estoy segura.

Beatriz dijo...

Si al final empezaré mirar las hojas de tu diccionario para descubrir la belleza escondida de las palabras, aquella que sólo los poetas encuentran.
Muy bueno Ricardo-
Un abrazo

ALEX B. dijo...

Son preciosas las definiciones Ricardo.
Aunque casi todas son desde el punto de vista del hombre, no es así?
Hay vista, oido,olfato y tacto ( falta una para el gusto?)
las que más me gustan son la segunda desde el principio y la segunda desde el final (las del tacto)
besos

Ricardo Guadalupe dijo...

Yo no sé a vosotras, pero a mí al escribir palabras de amor me han venido sentimientos muy bellos. Lamentablemente de esos sentimientos sólo me quedan hoy las palabras.

Las siguientes páginas del diccionario piden paso trayendo consigo otras palabras.

Gracias alma por tu regalo.

Alex, las palabras del sentido del gusto están más adelante, sobre todo en la S, de Sexo.

Gracias a todas por corresponderme con vuestras palabras amorosas.