miércoles, 28 de abril de 2010

Mi Diccionario (Amoroso - Búsqueda)

AMOROSO (continuación)
....
La neblina que había en las calles no era otra cosa que el cielo bajando a sus pies. De entre una de las nubes surge ella, mi ángel. Hasta el aire fresco de la mañana cambia en su presencia, llegando a las mejillas como una suave brisa de chales de seda.

*
Jugábamos a empequeñecer las realidades a través de metáforas. Las casas eran tiestos y las bicicletas anteojos. De ese modo ganábamos en confianza, teníamos la sensación de que todo podía estar en nuestras manos.

Arrebato
....Una de las principales características del arrebato, ya sea de pasión, violencia o desahogo, es que la presencia de terceros te es indiferente.

Asco
.... Me empapaba la cara de perdigones de saliva.
.... Da asco todo lo que dice. Si alguien abriera su cabeza seguro que lo que encontraría sería un gran vómito.

Asesinos
.... Los asesinos hacen del mundo un gigantesco coliseo romano con un asesinato tras otro.
.... Camisas que destiñen sobre las demás. Algo así son los asesinos y su malísima influencia en esta lavadora llamada Tierra.
.... Se diría que han mamado sangre en vez de leche.

Avanzar
....Esto es como estar sobre una cinta transportadora en dirección contraria. Si no avanzas, retrocedes. No hay lugar para los conformistas.

Bajón
....Dan bajones cuando uno se siente bajo algo o bajo alguien.

Beso
....El ángulo cambiante que forman tu boca y la mía.

Bien
....Hacer el bien es vital, entre otras cosas porque a haber hecho el bien será a lo que podrás agarrarte en los momentos de desequilibrio.

Borracho
.... Parecía que se quisiera meter dentro de la botella que se estaba bebiendo.
.... Cuando llega al fondo del vaso ve a través de él el suelo en el que se queda tendido.
.... Se bebió de un golpe el chupito de aguardiente, como si los malos tragos de la vida pasaran igual de rápido.

Búsqueda
.... Aunque no conozcas tu destino ni sepas dónde está, qué importante es tener primero buenos referentes, como para un marinero son las estrellas.
.... El afán de buscar el sentido último de las cosas te puede llevar al abismo, como le sucedió a Plinio el Viejo, que en su afán observador llegó hasta la boca del volcán, muriendo allí por las emanaciones.


© Ricardo Guadalupe

5 comentarios:

Lala dijo...

Tus textos amorosos siguen siendo divinos!
Pero no hace falta que el cielo baje para ella. Ella es el cielo!
:D

En cuanto a lo de hacer el bien, no puedo sino decir que qué bien! Me ha encantado. Yo soy fan del bien, e intento agarrarme a él.


Un besito, pensador


Lala

mi nombre es alma dijo...

Es lo que tiene la búsqueda, que es el principio de todo y su final.

Un abrazo

graze dijo...

¡Arrebato! Qué gran definición ;)

Luzdeana dijo...

Me quedo con esas bicicletas-anteojos de tus amorosos,qué imagen más cándida...
Qué bueno pensar el beso como un ángulo, siempre cambiante y nuevo.
Y la búsqueda, y los misterios ella que supone, cuya contradicción me atrae tanto como me obsesiona.
Sigo disfrutando de tu diccionario personalísimo y te lo agradezco con un fuerte abrazo.

Ricardo Guadalupe dijo...

Recojo vuestros comentarios con un gran abrazo y me los llevo conmigo a mi diccionario de "palabras que me dan vida" :-)
Muchos besos