miércoles, 5 de mayo de 2010

Capítulo 68 de "Rayuela", de Julio Cortázar (Narrado)




6 comentarios:

Ricardo Guadalupe dijo...

A este lenguaje Cortázar lo llamó glíglico.

ALEX B. dijo...

Querido Ricardo me has dejado ordopenabada hasta el límite de mis gunfias.
un dulce nóvalo.

lopillas dijo...

Qué merito recitar así glíglico, Ricardo. Te confieso que no me he enterado de casi na, entre otras cosas porque tengo los auriculares escachuflirríflaos(lopíllico) y se oye bajito, pero es muy curioso como sólo con el ritmo cada uno pinta la historia.
Un besazo bien fuerte

Lala dijo...

Dejando un lado Rayuela, que me encanta, anonadado me has con ese recitado complicadísimo!!!
Jajajaja!
Pero como dice Lopillas, sólo la entonación te cuenta una historia ;)


Un besito


Lala

Luzdeana dijo...

Lo he disfrutado como siempre lo hago con tus narraciones. En el taller trabajamos bastante con neologismos y esas técnicas que el gran Julio aplicó de maravillas. Nos divertimos mucho.
Dice Amalia que cómo has podido memorizar eso... con la boca abierta y los ojos muy grandes :)
Besos.

Ricardo Guadalupe dijo...

Gracias por escucharme, aunque sea en glíglico, je, je. Y Luzdeana, dile a Amalia de mi parte que para memorizarlo sólo tenía que pensar en dos cosas, en la creatividad de Cortázar, y en los oídos de las personas que, como vosotras, son sensibles a lo que no está escrito.

Muchos besos