jueves, 9 de febrero de 2012

Hoy es un día triste para la humanidad

Desde los tiempos de Cristo no hemos aprendido nada. Siempre pagan los mejores. Os contaré una anécdota: en la época en que ETA mataba un día sí y otro también y el terrorismo era la mayor preocupación de los españoles yo me encontraba en Inglaterra y mis amigos ingleses me preguntaban que si nadie hacía nada, yo les contestaba que había mucho miedo, pero que había una esperanza, porque al fin había un hombre valiente que estaba atacando seriamente a la intrincada estructura etarra, ese hombre estaba metiendo en la cárcel tanto al brazo financiero como al brazo político de ETA, ese hombre era GARZÓN.

Acostumbrado a ver sistemáticamente cómo la gente agacha la cabeza y pone la mano, me ha admirado siempre el comportamiento indomable de este juez que no ha tenido reparos en atacar a los más poderosos y más temibles, aquellos contra los que nadie se ha atrevido antes, y me estoy refiriendo no sólo a los terroristas sino también a los narcotraficantes, a los dictadores y a los partidos políticos, fueran del color que fueran, dando así una imagen sólida de una persona que no se vende, de una persona que no entra en el juego de los sobornos. Lo dicho, algo insólito. Por ello GARZÓN se fue convirtiendo para mí en un referente, en muchos sentidos: integridad, moralidad, valentía. Una especie rara. Un héroe. Una esperanza.

Reconozco que siempre pensé que le acabarían matando. Hoy de alguna manera lo han hecho: 11 años de inhabilitación. Los corruptos a la calle y GARZÓN condenado. Qué asco. Qué asco. Dan ganas de vomitar o pegarse un tiro. Hoy somos menos humanos. Y lo que es peor: hay menos esperanza de serlo en un futuro.

10 comentarios:

L.P dijo...

Ricardo, yo tampoco me lo puedo creer.
Esta sentencia hace que cada vez crea menos en la justicia.

abrazos

Luzdeana (Diana H.) dijo...

Querido Ricardo, acompaño tu opinión. Y comparto tu decepción. Como quizá sabrás, por acá hay mucho por hacer y no todas son rosas, pero ha habido y continúa habiendo unos cuantos juicios y condenas a responsables del horror que vivimos años atrás.
Un abrazo fuerte.

Ginés Vera dijo...

Hola Ricardo, como cada cual, también tengo mis ideas políticas. Procuro no mezclarlas con la literatura que está por encima de banderas y colores. El tiempo pondrá a cada quien en su lugar, ejemplos hay muchos, escogeré sólo el de John Kennedy Toole.
Un saludo.

Aristóteles dijo...

Te dejo mis lágrimas.
También recibe de mi parte, un fuerte abrazo, con todo mi corazón.

La palabra es el motor de la historia. Gracias por escribir.

marisol dijo...

Hoy todos deberíamos estar avergonzados. Volvemos a tiempos oscuros, desiguales, horribles...No nos rindamos,n¿vale?

marisol dijo...

¿Tendremos que volver a los días oscuros del franquismo?, no nos rindamos las personas de bien. Salud y besos.

marisol dijo...

Lo siento, no me aclaro.

Diana Ƹ̴Ӂ̴Ʒ dijo...

Hola Ricardo:

Es terrible lo que cuentas pero es la realidad no solo en tu país sino en muchos lugares del mundo, ya que la justicia es cada vez más indignante y deplorable que los propios criminales.

Abrazos alados y buen fin de semana!!!

Juan Carlos dijo...

Ricardo, me gusta y entiendo tu entrada, pero no sé si toda ella es correcta o hay una idealización. Lo grave no es lo de los crímenes del franquismo, me parece una bobada. Lo grave no es la querella por su actuación ante la trama Gurtel. Es serio. Lo que me indigna es la querella aún no juzgada, si su incorruptibilidad tuvo fin cuando topó con el Banco de Santander.
Está por ver.Un abrazo, me gusta tu estilo para contar historias.

MariluzGH dijo...

Aún no levanto cabeza, amigo :(

abrazos para ti