lunes, 17 de diciembre de 2012

Olvido

Olvido que la memoria es la que hace durar el tiempo,
Olvido que saber es recordar, y por extensión amar también.

Olvido, me descabezo, no miro hacia atrás, tampoco hacia delante.
Olvido de dónde vengo, a dónde voy, el aquí y el ahora, que no lo pienso, ni lo siento.

Olvido que estoy triste, olvido todo y a todos, para no estar aún más triste.
Olvido parar, tampoco sabría cómo hacerlo. Mi hogar no existe, mi memoria es una habitación de hotel.

Olvido atarme los zapatos y seguir mis huellas. Voy descalzo, cualquier pisada vale con tal de olvidarla mañana.

Olvido lo que me recordabas y si me recordabas algo. Detrás de tu nombre no está siquiera el sonido de tu eco.

Cae mi memoria, se derrama, mi armadura está agujereada.
Olvido y muero.


© Ricardo Guadalupe

5 comentarios:

Ginés Vera dijo...

A veces se lee para recordar y se escribe para no caer en el olvido del tiempo cuando ya no tenga voz, solo recuerdo. Tu Olvido será parte de tus recuerdos, amigo.
Un saludo.

Darío dijo...

A pesar de la amargura, ruego, que no me falte la memoria. A pesar de que nos desnude, la crueldad del tiempo. Un abrazo.

Ricardo Miñana dijo...

Hola Ricardo, hay huellas indelebles
que siempre flotan en la memoria.
que tengas una buena semana
y felices fiestas.

de soslayo dijo...

Amanecí otra vez abrazado a mi olvido, pero esta vez era tan grande como mi vida. Pero si estaba durmiendo... ¿quién me abrió la cabeza y sacó todos mis recuerdos? Todo mi pasado se ha ido por esa gran herida. Mi olvido es total. La fuga que lo es de mi pasado. Si al menos tuviera un pequeño detalle de cómo era antes. Porque si ahora muerto hubo un tiempo que viví... Igual nada es lo que parece y mi universo se tambaleó y todos mis recuerdos que fueron mis sentimientos simplemente se han ido... ojala sin haberse ido.

Prefiero estar muerto que privado de la palabra. Tú También tienes mi palabra. Hermoso blog. Gracias.

Salud.

Aristóteles dijo...

¡Mi querido poeta!

El olvido no existe,
perdonar es recordar sin rencor.