lunes, 10 de diciembre de 2012

Leyendo "El Jarama" de Rafael Sánchez Ferlosio

Es un cuadro costumbrista de la España de los años ’50, dejando al margen el plano político, reflejando el habla y el talante de los jóvenes y mayores de aquellos tiempos. No es tan importante lo que ocurre como el detalle con el que cuenta todo, tal como si una cámara estuviera grabando minuto a minuto lo acontecido un domingo cualquiera en el río Jarama. Esta forma de narrar adquiere tintes especialmente fríos y sobrecogedores cuando ocurre una desgracia que conmociona a todo el mundo menos al narrador, que la describe como ha descrito cualquier otro hecho ocurrido en el día. Hay dos focos principales en la novela: los jóvenes en el río y los parroquianos que charlan en el bar, no muy lejos del río. Ambos focos se van intercalando, dejando a veces en suspense situaciones de interés que no se retoman hasta que vuelve el turno al foco en cuestión. La forma principal de la novela es el diálogo, que da cuenta del lenguaje coloquial y la sabiduría popular de las gentes, además de hacer que la lectura sea ágil. En contrapartida, hecho en falta, sobre todo durante la primera parte de la novela, textos más desarrollados y literarios que el mero intercambio de frases entre los personajes. Pero la novela va ganando con el transcurso de las páginas y el autor utiliza la charla de los parroquianos del bar para plasmar abundantes y profundos pensamientos de toda índole, con el mérito añadido de no entrar en temas tan recurrentes como el fútbol, la religión y la política. Puede que tal cosa no sea muy verosímil, pero sí lo es interesante, se esté o no de acuerdo con los pensamientos puestos en boca de los personajes. Y es que están tan bien expresados, contestados y debatidos, en medio de una profusión de personajes antológica y de lo más variopinta, que es difícil no pararse con el coche frente al bar de un pueblo cualquiera y asistir sin mirar el reloj a la charla de sus gentes. Yo lo he hecho.


© Ricardo Guadalupe

3 comentarios:

Darío dijo...

Debe ser porque el Narrador es un poco Dios de su mundo creado. Y puede mantener las distancias, con respecto a sus "creados". Un abrazo.

Smareis dijo...

Olá Ricardo.
A história parece muito boa.
O livro parece excelente.

Aproveito desde já, pra te desejar um Natal cheio de muitas alegrias, e que o espírito do Natal te guie durante o ano novo que está para começar.
Obrigada pela sua presença em 2012 no meu blog. O meu desejo é que possamos estar trilhando novamente em 2013.
Ótimo final de Ano, e maravilhoso começar de Novo Ano.
Feliz Natal e Próspero Ano Novo!
Beijos!

Refletindo com a Smareis


Cristina dijo...

Te felicito por tu sitio, es excelente!

Con tu permiso me quedo para seguirte, te deseo una hermosas fiestas llenas de paz y armonía junto a tus seres más queridos!
Abrazos infinitos desde Uruguay!

¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨★
¨¨¨¨¨¨¨¨¨**
¨¨¨¨¨¨¨¨¨*o*
¨¨¨¨¨¨¨¨*♥*o*
¨¨¨¨¨¨**o**♥*o*
¨¨¨¨¨**♥**o**o**
¨¨¨¨**o**♥***♥*o* “
¨¨¨*****♥*o**o****
¨¨**♥**o*****o**♥**
¨******o*****♥**o***
****o***♥**o***o***♥ *
¨¨¨¨¨____!_!____
¨¨¨¨¨\_________/¨¨¨@

http://perfumederosas-cristina.blogspot.com/