lunes, 3 de diciembre de 2012

Presento "La piel del secreto"


....8 relatos y 8 secretos, ese es el contenido del libro que tengo el honor de presentar mañana. ¿Os animáis a descubrirlos? A continuación os enumero los secretos seguidos de unos fragmentos de los respectivos relatos en los que están. Identificarlos queda en vuestras manos.
....Y no creáis que con ello merma el interés de los relatos, estos autores no utilizan los secretos a modo de artificio final sino que los sacan a la luz para mostrarlos en carne viva.


“Comenzamos a ser unos habituales de los encuentros culturales y reuniones en casa de particulares, siempre ocultando nuestros sentimientos. Le presentaba como “un amigo americano con raíces hispanas que quiere saber de nosotros”, y eso caía bien. Siempre íbamos juntos y lo que no podíamos evitar, en una pequeña capital de provincias, eran los comentarios y las miradas maledicientes de algunos: de arriba abajo y de derecha a izquierda, se inspeccionaba allí a los recién llegados”.
En “La llegada de Héctor”, de Antonia Bocero.

“Y en este punto, el padre contador de cuentos, le pide, como en otras ocasiones: “De esto no digas nada a tu madre” (pero la madre lo sabía). Por un instante se impone el silencio. Mano y mano siguen unidas. “Teníamos quince años y los gemelos fallecieron al nacer porque éramos medio primos” (dos hermanos de los que nada sabía)”.
En “No digas nada”, de Antonia Bocero.

“A mi amigo ahora se le hundían un poco los hombros. Decía vivir a la sombra de todos los pintores de la comarca, y principalmente a la de su familia; “pero ya sólo queda Solozaga, con sus noventa años a cuestas”, repetía como una letanía”.
En “El lado oscuro”, de Antonia Bocero.

“Verano de 2011, canicular Julio, Grenoble, 83 Avenue de Vizille. La humedad se iza hasta la Bastille y se expande como por ósmosis entre las fisuras de los deslucidos ventanales de raída madera verdinegra, a través de las grietas desconchadas de lóbregos patios interiores, en plena confusión de olores de gastronomías multirraciales que no alcanzan a conformar aroma, empapando las coladas estiradas en alambres sin geometrías”.
En “El olor del silencio”, de Pedro Gollonet.

“El logro de aquella noche consistía en que todo era un reto: la propuesta de otra persona ajena a ambos. Desde hacía un tiempo se habían aventurado a vivir las situaciones extremas que alguien les sugería. Cada vez eran cosas nuevas. En esta ocasión el desafío consistía en dos hombres y una mujer viviendo algo excesivo”.
En “Una experiencia secreta”, de Antonio Guerrero.

“Apenas con un par de palabras dulces cae vertiginosamente el muro psicológico que se forja para defenderse. Días después acude a la cita y se deja dominar por aquel que lleva años haciéndolo. ¿Qué puede hacer a estas alturas? ¿Sería posible pensar que algún día podrá librarse del terrible sentimiento de culpa con el que habita?”.
En “Húmedo y oculto”, de Antonio Guerrero.

“Así es como se decidió a hacer su primera incursión nocturna.
Cuando Luis, el portero, cerró el portal y apagó las luces de la escalera, Amalia, vestida con la ropa de Sagrario y con un pañuelo a la cabeza, salió a la calle y anduvo hasta la esquina de Claudio Coello para torcer después a la calle Ayala.
Cuando llegó al supermercado no encontró más que a una señora mayor que andaba a la busca revolviendo en unos grandes contenedores. Ella se acercó prudentemente y la anciana la miró de soslayo.
–Ya non jay nada –dijo con un indefinido acento que a Amalia le pareció del este, rumano quizás–. Jemos vinido tarde. Jay vinir a las diez.
Amalia se retiró avergonzada…”.
En “El secreto de Amalia”, de Luz Macías.

“No me esperes a la hora que hemos dicho, no voy a verte más, no puedo seguir mintiendo de este modo. No puedo continuar esto sabiendo que durante todos esos años he sabido que me iría, que todo era mentira, que lo único que quería era jugar mi juego de sentirme deseada y protegida”.
En “El reflejo”, de Elvira Ramos.

7 comentarios:

Ginés Vera dijo...

No podré estar pero te apoyo desde aquí, mucha suerte y mucho éxito para La piel del secreto.
fascinante.

Darío dijo...

De verdad, que sea una noche maravillosa. Un abrazo.

Ricardo Miñana dijo...

Hola Ricardo, mis mejores deseos para el libro.
que tengas una buena semana.
un abrazo.

Jorge Ampuero dijo...

Tos los éxitos para LA PIEL DEL SECRETO, el título en sí ya es tentador.

Saludos.

techocolatecafe dijo...

¡Qué buena pinta! Pues nada, gracias por todo lo que compartes con nosotros. Por cierto, me encanta el nuevo diseño de tu blog. Tiene magia. Parece que al entrar nos invaden brumas cinematográficas del blanco y negro.
Un abrazo

Smareis dijo...

Olá Ricardo,
Gostei imenso do novo visual do seu blog. Ficou muito bonito.
Desejo sucesso no "Segredo da Pedra".
Espero que seu livro seja de muito sucesso.

Desejo que seu final de semana seja de muitas alegrias.
Grande abraço!


Clique-Refletindo com a Smareis

Patricia dijo...

Mucha suerte a la distancia!! Enhorabuena por el libro de ya gracias al post me doy cuenta que debe ser bastante enriquecedor, ojala pudiera estar alla :(
saludos,