viernes, 3 de abril de 2009

Llegada a la Luna

Yo di el último paso en la luna, sin duda un enorme paso atrás para la humanidad. Llevábamos en la colonia tanto tiempo que nuestro anciano jefe era el único que no había nacido en la Luna. Y fue él quien nos enseñó el video de la explosión. “No hay comunicación desde entonces con la Tierra”, nos dijo. Pronto comprendimos todos que ya no pintábamos nada allí. Sólo al subir a la nave me resistí, convencido de que las imágenes de la explosión no eran más que un montaje. Cuando finalmente subí, lo que no podía imaginarme es que en la Tierra me encontraría como en casa: En una superficie lunar.


© Ricardo Guadalupe

4 comentarios:

graze dijo...

Me encanta, con pocas palabras creas una historia, una atmósfera y una emoción =)

AkiraBlog dijo...

Ricardo, amigo, me has trasladado inevitablemente a los cuentos de Fhillip K. Dick o a la maravillosa obra de Ray Bradbury oh, y sin quererlo hasta me he sentido un viajero espacial. Muy bueno, éste no lo leí, pero los otros sí. Un abrazo Ricardo. Se te da genial los microrelatos.
Cuídate colega.

olga dijo...

:-)) Ricardo, me encanta tu forma de darle la vuelta a las cosas...lo de "un enorme paso atrás para la humanidad"...es simplemente magistral. Saluditos

Ricardo Guadalupe dijo...

Gracias, amigos. El futuro está ahí, y seguro que llegará todo eso que vemos en las películas. Pero para que no sea un futuro de ida y vuelta primero tenemos que asentar unas buenas bases aquí en la Tierra, con principios y sociedades estables que no se desmoronen. Y para eso todavía nos queda un trecho.
Gracias de nuevo.