miércoles, 26 de agosto de 2009

Libertad

Compré un billete de ida
para abrir las puertas,
encontrarme en extensas praderas,
ser agitado por el batir de las aves
y extender los brazos hacia delante.

Pero sin soltar la maleta de la memoria,
para embarcar sin des-pegar,
e ir sin partir.

Y aún así, cambiar,
de forma natural,
y llegar a ser yo,
sin mis circunstancias.

Y busqué el grial de la libertad.
Vivir sin morir,
soñar sin dormir,
causa sin efecto.
Y comprendí lo que significaba Ser.

Pero también me cuestionaba
¿No poseer para no perder?
¿No mirar para no prenderme?
¿No amar para no ser dos?
Y entonces encontré el significado de No Ser.

Y encargué un billete de vuelta a los sentidos,
y descargué toda la libertad acumulada
para aferrarme a la tierra,
necesitar dar y recibir
y entregarme a Ella.

Ciclos de libertad.
Atarse para desatarse
y volverse a atar.
Todo para no ser presos
ni de la libertad.


© Ricardo Guadalupe

13 comentarios:

Lala dijo...

Me encanta!
Ese sentimiento lo hago mio porque también es mio.
A pesar de los pesares, qué bonito es todo cuando es bonito. Y qué difícil rechazarlo.
Para ser de plástico tenemos tiempo siempre....aunque yo nunca quisiera.....



Un beso


Lala

Poli dijo...

... no ser presos ni de la libertad!

hermoso! me encantó!

no se si ya te lo dije (suelo ser reiterativa) yo no se naaada de poesía y métrica y todo lo que interviene.
Por lo que me quedo con lo que provoca en mi.
Por eso no se si es buena o mala, a mi me erizó la piel.

Gracias!
Besos Ricardo.

Susy dijo...

Difícil, difícil, por no decir imposible, no llevar a la espalda ciertos pesos o alas para bién y para mal.

Te has expresado bien, amigo.

Un abrazo.

graze dijo...

"Todo para no ser presos
ni de la libertad" ¡Me encanta! =D

amaia dijo...

De quien es? quien tiene la sensibilidad necesaria para escribir eso? que bueno!!!

Gracias, muchas gracias

mi nombre es alma dijo...

No hay peor esclavitud que aquella que nos obliga a perseguir una libertad algo desfigurada en nuestra mente.

Estupendo texto

Anónimo dijo...

Hola, soy Alejandro Robles. Epezar diciendo que tenía razón, Christina Rosenvinge es la de Christina ylos subterráneos.
Me parece verte contándome el poema.
En una clase de filosofía acabé casi gritando que Miguel Hernández era un hipócrita, que murió preso de la idea de la libertad.
Oximorón.


Te seguiré dejando comentarios.

Un saludo.

Heliea dijo...

Hola, experto en Borges!
Soy una de las asistentes al club de lectura de Luces.
¡Bonito blog!
;)
Nos vemos

Luzdeana dijo...

Qué decirte... me ha llegado mucho este poema. Hoy, que vivo un cambio de ciclos. Aprendí a disfrutar de ellos, pero no sabés cuánto me costó. Sí, tienen su precio. Pero una vida estática o "de plástico", como dice Lala, está muy lejos de cualquier forma de libertad.
Y yo elijo vivir, porque ya no admito otra opción, aunque sepa que habrá un precio.
Preciosas imágenes, qué bien te sienta el aire de la montaña.
Un beso grande.

Trenzas dijo...

Llegar a ser uno mismo sin sus circunstancias, debe ser un deseo universal, aunque no tantas veces bien asumido.
Me ha gustado, porque el final es lo que nos queda después de darle tantas vueltas a ese deseo de no depender y de no tener dependientes.
La imposibilidad es manifiesta, incluso desde el punto de vista espiritual. Parcelas de libertad y ya me conformaría :)
Muy bueno, como siempre.
Abrazos, Ricardo.

Deprisa dijo...

Es cierto, un instante en libertad para disfrutar de sus esencias y luego uan vida en el reino de los sentidos sabiendo lo que existe y pudiendo tenerlo todo.

Beatriz dijo...

Magníficamente expresado ese ir y venir desde la libertad hacia los condicionantes que nos ponen nuestros sentidos. Ese ser que quiere dejar de "estar", o ese estar sin "ser"-Identidad que se escapa a veces,y nos deja vacíos.
Alejarse de lo que nos es común y sin embargo no poder prescindir de lo cotidiano
Pro sin embargo a veces es necesario hacer ese viaje . Coger la maleta de la memoria y perderse el hoy,el ahora. DESpojarse del presente
Entonces el regreso nos servirá para entender que hay limitaciones que nos sirven para darnos cuenta que tenemos que seguir manteniendo ilusiones, proyectos, afectos que nos son imprescindible. Pqueñísimos espacios que nos bastan para "Ser"
un saludo afectuoso.
(acabo de regresar de vacaciones y me estoy poniendo al día en la lectura de mis incondicionales. Tambien empezaré a descodificar lo que se ha almaceado en mi imaginación para continuar, si puedo, despertar emociones con palabras.

Ricardo Guadalupe dijo...

No creo equivocarme al decir que la gran mayoría de aquellos que comienzan a sentirse atraídos por la escritura como medio para expresar sus inquietudes lo hacen antes a través de versos que a través de la narrativa. Y eso que no fue mi caso exactamente, ya que primero probé con un par de relatos, pero ahora que lo pienso quizás ocurrió así por influencias externas, puesto que a la hora de ponerme a escribir algo en solitario opté por expresarme con poemas como este “Libertad”. La poesía tiene mucho de intuitivo, primigenio, e inaprensible también. Luego me decanté finalmente por la narrativa, para desarrollar historias con mayor espacio temporal y para tratar de hacerme entender mejor.

Gracias de nuevo por vuestros comentarios, más teniendo en cuenta que la poesía no es mi terreno. Da gusto veros por aquí, con vacaciones de por medio y todo. La verdad es que me siento muy afortunado de haber dado con un grupo de personas como vosotras. Y por otro lado, mi bienvenida a las que me visitan por primera vez, como amaia, o como Ale y Heliea, ¡qué bueno leeros!, que sepáis que disfruté mucho la tertulia en Luces, y que amenazo con volver, je, je.

Un abrazo